Un año más conocemos la lista de nominados a los Oscar a Mejor Fotografía. Son los premios más mediáticos del cine, y muchas veces podemos no estar de acuerdo con los resultados, pero son la guía perfecta para ver cómo ha sido el año desde el punto de vista de la fotografía

¡No te pierdas nuestro contenido!
Oscars 2014
Oscars 2014
17 de enero de 2014, 18:30
Temas: Actualidad

Los premios Oscar son las estatuillas doradas más deseadas del mundo del cine. Si ganas uno de estos galardones, pasarás a la historia y durante un tiempo tendrás trabajo y serás invitado a las fiestas más granadas de Hollywood. Respecto a la fotografía, que es lo que más nos interesa en ALTFoto, los nominados de este año han sido:

  • Philippe Le Sourd por The Grandmaster

  • Emmanuel Lubezki por Gravity

  • Bruno Delbonnel por A propósito de Llewyn Davis

  • Phedon Papamichael por Nebraska

  • Roger Deakins por Prisioneros

Me ha sorprendido no encontrar el trabajo de Stuart Dryburgh en La vida secreta de Walter Mitty, la última película que he visto en la oscuridad de una sala de cine. El mundo es injusto. Me consuelo con pensar que muchos de los mejores trabajos de la historia del cine nunca han sido nominados, como la espectacular fotografía de Blade Runner, de Jordan Cronenweth, de la que son deudoras la mayor parte de las películas de ciencia ficción que se han hecho desde entonces.

La fotografía, por extraño que parezca, nunca se ha considerado un premio importante. No está nunca entre los grandes que son: Película, actor, actriz, guion y director. Pero las películas que han conseguido estos premios destacan por su fotografía. ¿Quién no recuerda el momento en el que el gigante huye por la ventana al final de Alguien voló sobre el nido del cuco? ¿O la frescura del viaje de Sucedió una noche? ¿Y la mirada asesina de El silencio de los corderos?

La fotografía, por extraño que parezca, nunca se ha considerado un premio importante

Aunque no tengo grandes dotes adivinatorias, creo que el trabajo de Philippe Le Sourd en The Grandmaster será la vencedora el 2 de marzo. Por lo que podemos ver en el trailer, la película de Wong Kar-Wai sigue la estela fotográfica de Hero. Philippe Le Sourd empezó en el mundo del cine como claquetista de Darius Khondji, el director de fotografía de Delicatessen. Pronto fue ayudante de cámara en maravillosas películas como Belleza robada de Bertolucci. Ya como director de fotografía hizo Siete almas y Un buen año. En The Grandmaster el cinematógrafo se ha tenido que adaptar al universo visual del director chino, con planos cerrados, la ralentización de los planos y un cuidado exquisito por la luz.

Gravity, la única película de la lista que he visto por ahora, debió ser todo un reto para Emmanuel Lubezki, mucho más conocido por el gran público, pues ya ha sido nominado seis veces. El director mexicano ha firmado la fotografía de la inolvidable El árbol de la vida, Hijo de los hombres, El nuevo mundo, Ali, Y tu mama también... Su trabajo deja huella en todas las películas que hace. Y si el mundo fuera justo, le recompensarían este año por no haber ganado el año pasado. En Gravity juega como nunca nadie lo ha hecho con el 3D. Es una película rodada con un fondo verde y enteramente digital, pero los planos y el uso de la luz, aunque inventados, son perfectos.

Bruno Delbonnel tiene el difícil papel de mantener el nivel de todas las películas de los hermanos Coen en A propósito de Llewyn Davis. El responsable de una joya visual como es cada plano de Amelie juega con unos colores y una estética muy alejada de la película que le dio la fama. Desde mi punto de vista tiene pocas posibilidades de ganar.

Phedon Papamichael es el autor de la película en blanco y negro del año, Nebraska. Es como una tradición ya. Desde la maravillosa La lista de Schindler o la menos conocida La cinta blanca, o la española Blancanieves parece que el blanco y negro nunca ha muerto. Lo llamativo es que siempre lo eligen para películas dramáticas. Esta es una de las pocas que se da cuenta de las posibilidades cómicas del blanco y negro, y el aire clásico que da.

Roger Deakins firma Prisioneros. Es uno de los grandes de la dirección de fotografía. El que haya filmado El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford merece un lugar en el Olimpo, y precisamente es Roger Deakins. Es el fotógrafo de cabecera de Sam Mendes y de algunas de los mejores películas de los Coen, como la inolvidable Fargo. Es la undécima nominación de su vida. Y la única de esta película, algo muy significativo, desde luego. Parece la típica película de intriga que te tiene en tensión hasta el último minuto y desde luego, la cuidada fotografía contribuirá a ello.

El próximo 2 de marzo sabremos el desenlace de esta historia, pero hasta entonces se aceptan apuestas. Y yo me la juego con The Grandmaster, por el aire épico que tanto le gusta a los académicos.