Damien Lovegrove nos da algunas directrices e indicaciones a tener en cuenta si nos apetece elaborar una sesión de fotografías con una estética de cine negro. Sin duda, un gran ejercicio de experimentación que todos deberíamos probar algún dia.

Desde Photophocus, Damien Lovegrove nos trae un pequeño tutorial para mostrarnos cómo organizó una sesión de fotos al estilo de las películas de cine negro, consiguiendo, mediante un tipo de luz muy particular, una forma de iluminar la escena muy característica.

Según Wikipedia, el cine negro es un término cinematográfico para describir las películas de estilo hollywoodiense con temática criminal y dramática, y que en ocasiones podía incluir actitudes cínicas y escenas sexuales. La época de mayor popularidad del cine negro es entre los años 40 y 50, aunque también fueron populares durante la Gran Depresión, entre 1929 y 1933. Con esta definición a espaldas, Damien Lovegrove realizó una sesión de fotografías que tuvo el placer de compartir con todos a través de la web.

La principal herramienta para Lovegrove fueron los Fresnel pero utilizando LED's en vez de bombillas de tungsteno. Estos LED's tienen una potencia equilavente a 1KW en tungsteno, y se utilizan con batería de Li-Ion, con una duración aproximada de entre 2 y 4 horas, lo que cinematográficamente los hace muy interesantes.

film-noir-2

- En este caso, tenemos un Lupolux LED 650 para recortar desde atrás, y una lámpara LED 1000 a la derecha del fotógrafo, y la luz principal ha sido filtrada por un Scattergel para conseguir una luz desigual. Un punto importante es que siempre debemos mantener una luz de recorte, en este caso, una luz que ilumine el fondo, separando fondo y figura.

lovegrove-film-noir-1

film-noir-37a-21

- Para esta fotografía, lo primero en ser diseñado fue el gangster con la pistola, en un principio dibujado en A4 para después imprimirlo a tamaño A0, en medidas naturales. En cuanto a la iluminación, podemos ver una potente luz sobre la figura de cartón, y otra generosa luz que cae desde las escaleras desde la izquierda de la chica. Cuando la iluminación trasera para recortar y dotar de espacio no se pueda utilizar, un truco muy recomendable es poner la luz lo más alta posible.

En resumen, este es un ejercicio en el que utilizando elementos un tanto distintos como es la estética de cine negro, se consigue un ejercicio fotográfico especialmente interesante que es muy recomendable probar después de ver una buena película de cine negro, sin miedo a experimentar. Podéis entrar en la página web del fotógrafo desde aquí y ver otras imágenes de su trabajo a continuación.

Galería­ de imágenes