Gracias a la Lomografía, Instagram y derivados, la fotografía instantánea está volviendo. Esperamos que pueda ser más que una moda, dado que hasta Polaroid está sacando nuevos modelos de cámaras de acción a un precio económico y un nuevo modelo de instantánea llamado Z340 y presentada en marzo de este año. En esta oportunidad, nos topamos con la cámara Carbon One Mini, una réplica de la icónica Polaroid SX-70.

La Carbon One Mini es un modelo muy básico, que no nos ofrece demasiadas funcionalidades, pero que tiene el encanto estético de una Polaroid ya clásica. Pero la estética es simplemente todo lo que replica: no estamos frente a una cámara instantánea sino a una cámara digital de 5 megapíxeles sin demasiados ornamentos ni potencia. Nos permite usarla junto a una impresora PictBridge para poder tener las instantáneas que tanto deseamos.

Sí, bien, por ahora suena más bien a treta de marketing que otra cosa, porque no nos ofrece algo como para justificar su compra en lugar de instalar Instagram en el telefóno. Cuenta con un viewfinder óptico para encuadrar, y un botón para seleccionar si queremos que tenga el clásico borde blanco de las fotos Polaroid. Una decisión obvia. La cámara tiene como principal fuente de energía dos baterías AA, con un switch en el costado. Y no nos ofrece más detalles de usabilidad que esos.

Apuntar, encuadrar, disparar, imprimir a gusto –pero después-. Esas parecen ser las claves de la flamante Carbon One Mini, que además cuenta con un lente pre-enfocado para capturar en pleno foco todo lo que esté a 3.9 pies –aproximadamente 1 metro y 18 centímetros-. La cámara cuenta con una memoria interna mínima, a la que además se puede agregar una tarjeta Micro SD de hasta 32GB para incrementar la capacidad. Las fotos se transfieren vía USB a la computadora.

Otro uso que le podemos dar es el de webcam, para ordenadores con Windows. Viene disponible en colores blanco y negro por el precio de U$S125. No los vale tanto, dado que prácticamente no tenemos nada para modificar, pero bueno, podemos llegar a gastar más en una cámara Lomo que nos permita hacer aún menos cosas. La forma ideal sería complementar el uso de esta nueva Carbon One Mini con una de las impresoras PictBridge, pero eso es a gusto.