Viernes otra vez y momento ideal para darle un espacio a todos nuestros lectores, especialmente aquellos que tienen un gran talento y necesitan un empujón de exposición. En esta edición, la numero cuatro de la segunda tanda, tenemos a un fotógrafo y diseñador argentino.

ALTFoto - Antes que nada, preséntate ante tu publico. Quien eres, como te llamas, donde vives y a que te dedicas

Matias Planas - Hola a todos, mi nombre es Matias Planas. 32 años. Fotógrafo, Diseñador Gráfico, ex estudiante de Bellas Artes, alto, ruludo, detallista (está bien: obsesivo), apasionado y futuro artista. Soy de Córdoba, Argentina, aunque hace un par de años (2.6) que vivo en Buenos Aires. En una esquina bastante ruidosa.
Me dedico al diseño gráfico, muchas veces publicitario, desde hace bastante. Me gusta mucho aunque es una lucha constante (y desigual) entre Creatividad vs. Cliente. Y el cliente (casi) siempre gana. En fin, mucho gusto.

A - ¿Como fue que te acercaste a la fotografía? ¿Como comenzaste en este apasionante mundo?

M. P. - Buena pregunta. En principio, heredé de mi abuelo, también fotógrafo, parte de su equipo y casi todo su gusto y pasión por la fotografía. Primer acto.
Por otro lado, por no saber dibujar (escándalo: diseñador gráfico que no sabe dibujar) empecé a sentir curiosidad por la fotografía como forma de captar cosas, lugares, paisajes, personas, la vida. Segundo Acto.
Es más, recuerdo el momento exacto de mi revelación: (con un rayo de sol sobre la cabeza) Ushuaia, cima de montaña, amigazo de por medio, le digo "boludo, en realidad lo que más me gustaría sería hacer fotos!" En ese momento me di cuenta de lo obvio, fue una verdadera revelación personal. Volví a Córdoba y me anote para empezar a estudiar. ¿Cómo se llama la obra?
Tengo que subir montañas más seguido.

A - ¿Cómo ingresaste en el mundo de la fotografía digital?

M. P. - Antes que nada tenía una hermosa Canon A1 con varios lentes, filtros, pipas, y todas esas cosas que se usaban antes, pero me la olvide en un café, volví al otro día pero ya no estaba (y sí...). Es más, cuando estudié, aprendí sobre fotografía analógica, rollos, revelados, papeles, químicos, cuartos oscuros y esas cosas.
Por otro lado siempre tuve un cierto aprecio por la tecnología (aunque después me haga renegar). Desde que las cámaras digitales se empezaron a hacer medianamente populares ya quería una. Fue imposible tenerla hasta mucho tiempo después (y eso que lo intenté).
Unos años después de que me "robaron" la A1 (lo digo así para sentir menos culpa) me vi obligado a comprar la primera digital, y gracias a lo que había aprendido en la facultad (principios de la fotografía, física, óptica, etc) más algunos conocimientos de tecnología no tuve ningún problema en el cambio.

A - Cuéntanos un poco acerca de tu equipo y software que utilizas. ¿Como es tu workflow?

M. P. - Bastante sencillo de hecho. Dispongo de una Canon 450D con dos lentes, un 18-55mm y un 55-250mm, un trípode que nunca uso, baterías, tarjetas y algún que otro filtro que tampoco uso. Actualmente estoy averiguando para cambiar de equipo. Quizás sea una Canon 60D o algo parecido.
Software: Photoshop definitivamente. Lightroom casi nada. Y sí, mucho manejo de Camera RAW.
En cuanto a mi proceso de trabajo no es para nada rígido y esto es, en parte, porque aún no me dedico tiempo completo a la fotografía. Aún.
Simplemente, después de hacer las tomas las guardo lo más ordenadamente posible (fecha, lugar, etc) y después de un tiempo (me canso con facilidad) selecciono las que me parece que tienen más potencial.
Por ultimo las edito con Photoshop. Casi siempre, mínimamente, reveo luces, contraste, curvas y enfoque. Por último suelo imprimir. En el trabajo, obvio.

A - ¿Qué ventajas te trajo ser diseñador gráfico a la hora de tomar fotografías?

M. P. - Muchas, en verdad; el diseño gráfico como todas las artes y disciplinas artísticas tienen mucho en común. Principalmente composición, espacios, color, formas y texturas. Por eso, haber estudiado y saber, más o menos, a veces más a veces menos, cómo combinar elementos es una ventaja.
Además, y esto hablando de fotografía digital, conocer el manejo de software, de tecnología en general, de sistemas de impresión, etc. brinda un buen marco (nunca mejor dicho) a la hora de llegar a la imagen final.

A - Muchas de tus fotografías tienen un tinte minimalista, con fondos simples y objetos descentrados. ¿Cómo logras esta composición en la rapidez del retrato urbano? ¿Hay algún tipo de planeamiento o pura suerte?

M. P. - Planeamiento o suerte, juro que no; yo diría que instinto y, claro, intuición. Al parecer forma parte de mi estilo, hacer intuitivamente el encuadre de una toma; aún en la rapidez del retrato urbano tengo una tendencia a hacerlo de esa forma. Creo que en mis diseños y algunas otras piezas muchas veces me pasa lo mismo. Acá mi sitio personal para que vean que es cierto.

A - En el momento de viajar, cámara en mano, ¿qué cuidados hay que tener? ¿qué lentes son indispensables para retratar nuestras vacaciones?

Debo admitir que soy un desastre con el cuidado del equipo. ¿Ya dije que soy un poco obsesivo? Bueno, eso si hablamos de las imágenes (y otras cosas) pero no con el cuidado ni la limpieza.
Lo único que sí, siempre, antes de las vacaciones, hay que tomarse un tiempito y chequear el estado de limpieza del sensor, como bien nos enseñaron en este articulo.
Además, infaltable un kit de limpieza, de esos que se venden por ahí. Ah, y usarlo.
No mucho más. Bueno, un poco más: tener en cuenta que hay lugares que son un poco más hostiles que otros. Según el lugar, muchas veces nos encontramos con arena, agua, tierra, polvo, etc. Estaría bien que después de una sesión de estas, le demos a la cámara la ducha obligada.
Con respecto a los lentes también es muy personal. A mí, por ejemplo, me gusta muchísimo el zoom teleobjetivo y lo uso permanentemente. Creo que también habla de la personalidad de cada uno. Me gustan los detalles y encuadrar solo la parte de la vida que yo quiero. Por ese motivo casi siempre tengo puesto el 50-250mm, pero también el 18-55mm a disposición.
Lo ideal sería tener un lente 18-250mm, pero visto que no existe (juro que el día que salga me lo compro) nos tenemos que conformar con dos lentes y hacer los cambios; a veces es complicado, porque no tenemos más manos (también compraría un par), no tenemos tiempo, o no tenemos ganas de cambiar el lente (que es muy, pero muy habitual). En el último caso debo decir que hay que dar todo por una buena foto, si la vale; incluso cambiar el lente. La fotografía no es para vagos.
De todas formas un lente lo suficientemente versátil como un 18-135mm es una buena opción para sacar fotos variadas. Y si ya sabemos que es lo que más nos gusta, fotos con un ángulo bien amplio donde se ve mucho en general o todo lo contrario (fotografía de detalles más o menos lejanos); profundizar sobre un lente más angular o teleobjetivo.

A - Muéstranos tu fotografía favorita. Cuéntanos algo de como la realizaste.

M. P. - "Favorita" me resulta algo duro. Son como hijos/as, no sé si hay favoritos. Pero sí, como los hijos, con algunas/os me llevo mejor. Ésta que muestro acá no es mi favorita pero la quiero mucho y creo que es una fotografía bien planteada.

Fue en Tailandia, en el Palacio Real de Bangkok. Me gusta que sea un poco confusa y que no se entienda bien. Algo abstracta, algo figurativa. (Son techos y arbolitos).
La realización no fue para nada compleja, no había mucha gente, había una luz aceptable y tenía tiempo. Esto no pasa nunca, pero pasó. Simplemente la vi, la tomé, la chequeé en el visor de la cámara y me dije ésta es buena así que saqué unas cuantas más variando, mínimamente, el ángulo y la velocidad de obturación.

A - ¿Quienes son tus fotógrafos (conocidos o no) favoritos? ¿Donde buscas la inspiración?

M. P. - Un fotógrafo que me gusta muchísimo es Steve McCurry. Sí, famoso por su foto de la mujer afgana de la National Geographic pero con muchos otros trabajos, también excelentes.
Por supuesto que hay cientos de fotógrafos con trabajos sublimes pero, en general, me seduce más una fotografía que un fotógrafo.
Igualmente, además de fotografía, consumo todo tipo de arte o "cosa" visual que exista. Y de hecho, actualmente es muy fácil, ya que cada vez hay más sitios web (pareciera ser moda) que se dedican a recopilar imágenes y trabajos de todo el mundo para compartirlos: pintura, dibujo, escultura, diseño industrial, moda, animación, arquitectura, y cientos de etcéteras (es una moda). Belleza, estímulos, inspiración hay en todos lados, la clave es aprender a verla y seleccionar lo que vale la pena.

A - Para terminar, ¿que consejo le darías a nuestros lectores que recién comienzan con la fotografía?

Mi humilde consejo tiene que ver justamente con ésto, con entrenar el ojo. Recomendaría ver (ver) mucho arte y (por qué no) menos tele. Ver todo, caminar con los ojos abiertos (los dos). Contemplar la naturaleza, la luz, los detalles; nutrirse de diferentes piezas de cualquier disciplina. Leer, escuchar, ver, observar.
Escucharse a uno mismo y tratar de plasmar cómo ve el mundo cada uno. Experimentar, ser curioso y jugar.
De eso se trata la fotografía, y la vida.

Y así concluimos esta entrevista. Si quieres ver el resto del trabajo de Matias puedes visitar su sitio web o recorrer la galería de aquí debajo.

Galería­ de imágenes