Viernes otra vez y momento ideal para darle un espacio a todos nuestros lectores, especialmente aquellos que tienen un gran talento y necesitan un empujón de exposición. En esta edición, la numero cinco de la segunda tanda, tenemos otro fotógrafo y diseñador argentino.

ALTFoto - Antes que nada, preséntate ante tu publico. Quien eres, como te llamas, donde vives y a que te dedicas

Ariel H. - Mi nombre es Ariel H., soy un diseñador gráfico argentino de 35 años. Trabajo como director de arte en una agencia de publicidad y aunque amo la fotografía, no se si alguna vez voy a convertirla en mi trabajo.

A - ¿Como fue que te acercaste a la fotografía? ¿Como comenzaste en este apasionante mundo?

A. H. - Mi camino fue probablemente inverso al de un fotógrafo clásico; aunque amaba editar en Photoshop las fotos de amigos y conocidos, la cámara analógica de mis padres me daba pánico. A medida que mis retoques se volvían mas "extremos" (mamarrachos de los que estaba muy orgulloso) la reacción de mis amigos fotógrafos era mas negativa, ya que el sentido y el tono de sus imágenes resultaba completamente alterado, por lo que decidí comprar una point and shoot de prestaciones medias.
Ese error me hizo perder muchos años de aprendizaje, ya que era imposible tener algún tipo de control en el resultado, y resolvía todo después, en la computadora, frustrado con la cámara y feliz con Photoshop.

Después de jugar un poco con cámara de amigos, me di cuenta que una DSLR suponía toda la diferencia. Después de leer mucho, y de conseguir que mi hermano (gran fotógrafo y escritor) me "heredara" sus viejos lentes, me decidí a comprar una Nikon D90. Baje cuanto manual, vídeo explicativo y libro para amateurs hubiera en Internet y, antes de abrir la caja, ya sabia la función de cada uno de los botones. ¡Claro que eso no significaba que supiera sacar fotos!

A - Cuéntanos un poco acerca de tu equipo y software que utilizas. ¿Como es tu workflow?

A. H. - Sigo usando mi amada D90, que aunque no es de lo mejor, es absolutamente confiable. En general uso un humilde flash Yongnuo YN640 Speedlite con un disparador remoto Phottix. Mi lente de cabecera es un Nikkor 50mm f/1.8 AF, que tiene una nitidez asombrosa y un bokeh alucinante. Aveces me apoyo en la versatilidad que me da un Tamron 28-80mm F/3.5-5.6 AF y raras veces uso un Sigma 70-210mm F4-5,6 UCII.
No suelo borrar las imágenes en la cámara, porque en general no tengo buen criterio para hacerlo en el momento y no me parece una buena practica estar revisando las fotos, por lo que llevo conmigo varias tarjetas de memoria. Las fotos las reveo en casa, usando el Adobe Bridge. De cada sesión, unas pocas pasan la revisión minuciosa y son reveladas en Camera RAW, un proceso que no suele tomar mas de media hora por foto. Después, y solo si realmente vale la pena, pasan a Photoshop para una edición mas minuciosa, que puede llegar a tomar horas.

A - Siendo diseñador gráfico, aprovechas muy bien la composición digital. ¿Como te ha ayudado tu profesión en tu crecimiento fotográfico?

A. H. - Mi origen fue una bendición al mismo tiempo que una carga. En mis primeras fotos me apoyaba muchísimo en la postproducción, descuidando la composición (después cropeo), la luz (después aplico curvas) y el color (después hago el balance). Hoy por hoy me parece que eso es ser vago y completamente improductivo. Photoshop puede arreglar un poco una imagen mediocre, pero para tener una buena imagen final, hay que empezar con una imagen que realmente valga la pena.
Por otra parte, los conceptos de composición - inherentes al diseño - me fueron de mucha utilidad, ya que en el ámbito de la fotografía se habla muy poco del tema. La mayoría se conforma con la regla de los tercios y alguna cosita mas, pero lo cierto es en otras áreas (diseño gráfico, pintura, etc) se han tratados extensísimos acerca del tema. Venir de otra área me ha permitido ver esa limitación y tratar de superarla.

A - Muchas imágenes de tu porfolio parecen ser urbanas, de retratos robados. ¿Como te acercas a los extraños y les tomas una foto? ¿Pides permiso? ¿Se ha enojado alguien contigo alguna vez?

A. H. - Muchos de los retratos son tomados de gente con la que tengo un mínimo de relación, amigos, conocidos... gente con quien puedo estar en medio de una conversación y sacar la cámara sin que se espanten. Esto me permite captar momentos de naturalidad en circunstancias poco ortodoxas.
Cuando se trata de gente desconocida es un problema, ya que aun soy muy tímido con la cámara. Es algo que todavía tengo que resolver, pero por regla general me acerco amablemente y les pregunto. Alguna vez leí que como fotógrafo es mejor pedir perdón que pedir permiso, pero es algo que aun tengo que animarme a aplicar.

A - Muéstranos tu fotografía favorita. Cuéntanos algo de como la realizaste.

A. H. - Estaba dando vueltas con la cámara por la calle, cuando vi a la chica sentaba en el banco y el cartel. Se trata de una publicidad electoral de un candidato llamado Solá, e inmediatamente se me ocurrió la idea. Cuando estaba por tomarla, la chica se levanto tímidamente, como pidiendo disculpas por cruzarse en mi foto. Su timidez fue lo que me dio la seguridad para acercarme y decirle que tenia la intención de que ella aparezca a lo que no puso objeción, aunque no le explique de como la combinaría con el cartel. Como ya venia sacando alguna que otra foto por la zona, tenia la apertura y la velocidad listas. Hoy veo el retoque mucho mas intenso de lo que me gustaría, pero sigue siendo una imagen que me encanta.

A - Para terminar, ¿que consejo le darías a nuestros lectores que recién comienzan con la fotografía?

A. H. - Tenemos a nuestra disposición las mejores herramientas para el aprendizaje: las cámaras digitales nos permiten practicar gratis y en minutos lo que antes nos hubiera costado semanas y mucho dinero. Disponemos de la constante ayuda de expertos, revistas especializadas y los mejores libros sin tener que gastar una fortuna. Incluso hay cientos de vídeos con montones de información, si es que no somos lectores asiduos. Dejar la cámara en semiautomático, o considerar que uno ya sabe suficiente, es conformarse con poco. Otros hicieron mucho mas con mucha mas dificultad, si tenemos las cosas tan fáciles, no podemos hacer menos que superar a quienes admiramos.
Si desde lo poco que se puedo ayudar a alguien, acérquense a mi blog, que haré todo lo posible por compartir lo que aprendí hasta el momento.
 
Y así concluimos esta entrevista. Si quieres ver el resto del trabajo de Ariel puedes visitar su flickr o recorrer la galería de aquí debajo.

Galería­ de imágenes