Por alguna razón, la red social de fotografía más grande de la Interwebs siempre fue celosa de los datos EXIF de las fotografías. Siempre tuvieron un lugar algo relegado, dentro de las opciones y los datos importantes mezclados con los irrelevantes.

En un movimiento inesperado y sin ningún anuncio, Flickr recapacitó y desde esta semana empezó a mostrar los datos EXIF en el lugar que siempre deberían haber estado: junto a las fotografías. De repente y debajo del nombre del autor, el mapa, la galería, las personas taggeadas en la foto, los grupos al que fue agregada y los tags están, finalmente, los datos EXIF.

Estos al menos por ahora muestran la velocidad de obturación, apertura, velocidad ISO y longitud focal. Estos datos son extremadamente útiles para fotógrafos principiantes y avanzados, ya que revelan un poco acerca del como se hizo la imagen, permitiendo aprender y comprender un poco más acerca de la imagen.

Desgraciadamente aun siguen enterrados en la interfaz de usuario y, como pude leer en algunos foros, esta es la primer innovación del sitio en varios y largos años. ¿Una mejor solución? Utilizar el Greasemonkey junto al Flickr EXIF Decorator.