¡No te pierdas nuestro contenido!

Se llama Sindrome de Diógenes digital y es esa mania de acumular y acumular archivos por si acaso. Esto sumado a un poco de desorganizacion al procesar fotografias puede significar una montaña de ficheros desparramados por todo el ordenador, duplicados, unicos y perdidos a lo largo de todo el disco duro.

Encontrarlos y compararlos a mano es una tarea imposible por lo que recurrir a algoritmos es la mejor solución. Más de una vez habrán creado carpetas en el escritorio para enviar ciertas fotografías y estas quedaron allí, que con el paso del tiempo se convirtieron en la fuente original y las que eran originales originalmente pasaron al olvido. Duplicate Cleaner es la solución ideal para estos casos.

Su única tarea, como su nombre indica, es al de encontrar archivos de mismo contenido y ofrecer una solución: eliminarlos. De esta manera se aprovecha mucho más el espacio en el disco y se libera una buena porción. Este mismo editor, algo desconfiado de que en su maquina de trabajo tuviera archivos duplicados (debido al importante flujo de archivos diarios y la facilidad a desorganizarlos) encontró la impresionante cantidad de 6500 archivos duplicados. ¡Vale la pena intentarlo!

Un dato técnico muy interesante: la búsqueda se basa en hashes MD5, que son algo así como huellas digitales de cada archivo. En vez de comparar archivos de 20mb contra otros de 20mb (lo cual puede demorar unos cuantos segundos), se generan estas huellas que pesan unos escasos bytes y por lo tanto se acelera al máximo la búsqueda.

Puedes descargar la versión gratuita sin limitaciones o comprar la versión Pro que agrega la posibilidad de comparar imágenes visualmente similares. Su precio es de $37,45 dolares.