¡No te pierdas nuestro contenido!

ALTFoto edita tu foto sigue su andadura este fin de semana. Como bien sabéis, podéis enviar una fotografía para que la podamos comentar y revelar a lo largo de dos entregas. Hoy le toca el turno a Fernando Moreno, que nos comenta lo siguiente:

foto original

Muy buenas,
La foto corresponde a un bergantín , replica del siglo XVIII, encallado en la playa debido al temporal. Estuve un buen rato haciendo fotos al barco, cuando me fui no quedé del todo satisfecho con las fotos que había hecho porque pensé que la gran cantidad de curiosos que había en la playa habían hecho la misma foto que yo, por lo que al ver que aparecían unas nubes y el el sol empezaba a caer volví para intentar hacer una toma diferente.
Fue entonces cuando apareció el perro e intenté incluirlo dentro de la imagen. La foto no es posiblemente la mejor de todas las que hice, pero entiendo que tiene potencial y con un buen revelado puede mejorar bastante. Le he dado varias vueltas intentando mejorar la imagen, pero no consigo nada que me deje satisfecho.
La foto esta hecha con una velocidad 1/640,  una apertura f/9 y un ISO 100
Muchas gracias por dejarme participar en esta estupenda sección y poder aprender con vosotros.
Un saludo,
La fotografía, desde luego, llama la atención. Es muy raro ver hoy en día un bergantín en el mar, aunque sea una réplica. Este barco era uno de los más rápidos y ágiles. Los primeros se construyeron en el s.XV y estuvieron en servicio hasta el s.XIX. Son de sobra conocidos gracias a la famosa canción de José de Espronceda, el insigne poeta romántico:

Con diez cañones por banda

viento en popa, a toda vela,

no corta el mar, sino vuela,

un velero bergantin...
  • Incluir al perro es una gran idea y aporta interés al conjunto. Una de las mejores maneras de salirse de la norma fotográfica es introducir elementos que el espectador no se espera y un perro en una playa con un bergantín son unos poderosos aliados para llamar la atención. Pero si tenemos eso, ¿para qué incluimos todo lo demás? Menos es más.
  • El gran problema de esta fotografía es la exposición. El sol totalmente quemado tiene un protagonismo absoluto y casi elimina todo lo demás. Además está en el centro de la imagen. No podemos apartar la vista de él y encima nos deja ciegos.
  • Encima ese sol frontal entra sin impedimentos en cada recodo del objetivo por culpa de ir sin protección, o con la protección equivocada. No se si el objetivo no lleva el parasol, que hubiese evitado el flare; o lleva el filtro UV o skylight que provoca el efecto que vemos al lado del velero. Me inclino por pensar que sufre ambas cosas.
  • La fotografía sería maravillosa si el autor se hubiera acercado más y hubiese desplazado la cámara hacia la izquierda, para vislumbrar el horizonte del mar. Todo ganaría en tamaño y en protagonismo y el sol no parecería en el encuadre. A lo mejor, un minuto antes o después, el astro rey estaría detrás de la nube, y veríamos los rayos sobre el mar con una exposición menor o un par de diafragmas más cerrado.
  • El revelado de esta fotografía no es muy complicado. Sólo exige un recorte bastante acusado para evitar la sobreexposición. Además así evitamos el exceso de información de la derecha de la imagen, donde todos los curiosos estropean la magia del momento. A lo mejor, si queremos dar a la fotografía un carácter más informativo, tendríamos que habernos acercado a ellos y sacarles en primer plano. Pero creo que la intención del autor era más personal, por lo que el recorte vendrá bien en todos los sentidos. El formato cuadrado será el más adecuado. Y el blanco y negro puede que ayude también. Ya veremos.

Mañana veremos cómo quedará la fotografía, pero confío que la previsualización que hemos hecho mejorará la fotografía, pues el bergantín tendrá más protagonismo en cuanto empecemos a recortar. Muchos de los problemas de nuestras imágenes se solucionarían si nos acercásemos más, no con el zoom, sino andando.

Animaos todos a participar en esta sección. Aprenderemos juntos de nuestros errores y aciertos.