Ademas de sus primeras imágenes, el rover marciano Curiosity ha empezado a enviar las primeras fotografías a color del suelo extraterrestre, causando una aparente desilusión en sus espectadores. La siguiente foto es la primera que la NASA ha liberado y muchos se han quejado de que no se ve bien, que es pequeña y que esta demasiado comprimida:

Antes que nada, hay que comprender algo bastante importante: el rover esta en otro planeta. Si a veces es desesperante la velocidad de descarga de Flickr, imagínense lo que debe ser esperar una imagen desde Marte. Por una cuestión de tiempo, es más rápido enviar imágenes extremadamente pequeñas y sin color que archivos a altisima resolución. Recién acaba de llegar y como un turista que arribó al país hace unos días, todavía se esta acostumbrando al lugar.

En segundo lugar, cada lente de cada cámara del rover tiene una tapa antipolvo. Durante su descenso estaba planeado que se dispersara mucho polvo marciano en la zona que representaba un enorme riesgo para los componentes internos de la cámara. En el transcurso de los días, cuando el polvo ya este asentado, se retirarán las tapas. Obviamente tenemos fotografías del planeta con las tapas puestas ya que son transparentes, en el caso de que por alguna razón no se puedan sacar.

Por ultimo, las imágenes que estamos viendo vienen de las cámaras más sencillas del rover. Las primeras fotos que vimos provenían de las Hazcams, cámaras ubicadas en la parte inferior. Estas cámaras tienen menos de 1 megapixel, solo pueden producir imágenes en blanco y negro y su misión es transmitir rápidamente la información del suelo para que el equipo encargado de manejarlo sepa si hay algún peligro en la zona.

El Curiosity tiene 12 cámaras completamente funcionales, cada una con su tarea especifica. Una vez que todos los componentes estén funcionando a toda maquina, tendremos imágenes espectaculares para apreciar en la comodidad de nuestras casas, visitando un planeta a millones de kilometros de distancia.

Fuente: Gizmodo