¡No te pierdas nuestro contenido!

Los fotógrafos están hartos de que nadie los tome en cuenta y de que sus condiciones laborales sean cada vez peores, por ello el colectivo de fotógrafos francés UPP (Union des Photographes Professionales) acaba de sacar una polémica campaña publicitaria demostrando que los profesionales aún tienen mucho que decir.

En la imagen podemos observar un fotógrafo tomando una imagen en el hielo, mientras un hombre trajeado se sitúa detrás de él en una posición que no deja espacio para la duda; en la parte superior podemos leer: " Cada día el trabajo de los fotógrafos es utilizado sin su consentimiento". Lo que pretende transmitir es que tomar una imagen no es tan fácil como parece, requiere una inversión económica, una preparación y poner la vida en peligro en muchas ocasiones, algo que los gobiernos y los medios de comunicación parecen haber olvidado.

La imagen tiene mucha fuerza y es la prueba de que los colectivos no van a dejar que la situación continúe así por mucho tiempo. La información sin imágenes es como como un partido sin afición en las gradas, carece de la misma credibilidad y fuerza, estaremos atentos porque parece que va a ser la primera imagen de una campaña que desafía a los lobbies de la prensa.

Fuente: Petapixel