¡No te pierdas nuestro contenido!

Una de las conmociones más grandes del mundo androide se produjo ayer: la llegada de Instagram, la aplicación móvil más popular de los últimos tiempos. Anteriormente sólo disponible para iOS, el sistema operativo de los dispositivos de Apple, ahora Instagram llega para renovar la moda de los filtros fotográficos en Android. La versión había sido anunciada hace un par de semanas, y después de mucha anticipación finalmente ya está aquí. Pero, por supuesto, si nunca hemos tocado Instagram dentro de un iPhone, estaremos totalmente perdidos. Aquí en ALTFoto nos hemos dedicado a probar exhaustivamente Instagram para Android, para ofrecerles esta guía para principiantes que puede ser de mucho uso durante los primeros días.

Algo importante a tener en cuenta antes de empezar a tomar fotografías es que Instagram no es solamente una aplicación para tomar fotografías retro y listo: es una red social con todas las letras. Y allí fue donde fallaron todos sus clones. Quienes no probaron Instagram en iOS, seguramente estaban contentos con aplicaciones como RetroCamera, Camera+ o Pixlr-o-matic. Pero se estaban perdiendo toda la experiencia. Con Instagram no solamente podemos tomar fotografías interesantes, sino que además también podemos compartirlas, mirar el trabajo de otro, comentar y hacer contactos.

Por supuesto, como con todas las cosas tenemos que comenzar desde el principio. Así que le damos el puntapié inicial a esta guía de Instagram para Android con lo primero que tienen que hacer.

Primeros pasos

Instagram para Android ya se puede descargar desde Google Play de forma gratuita. Para poder hacerlo necesitamos tener un sistema operativo Android 2.2 o superior, y memoria libre para alojar los 13MB que pesa la aplicación.

Algo importante a tener en cuenta es que Instagram es fundamentalmente móvil: si bien podremos acceder a nuestras fotografías desde los links que podemos publicar en redes sociales, y editar algunas configuraciones de cuenta, a la hora de crear nuestra cuenta tenemos que estar sí o sí conectados a Internet. Luego de elegir un nombre de usuario, podremos personalizar nuestro perfil, sincronizar información como foto de perfil y contactos desde Facebook y Twitter, armar una biografía, y comenzar a publicar. También podemos optar por poner nuestro perfil en privado.

La interfaz

La aplicación cuenta con una barra inferior liderada en el centro por el botón de la cámara, pero todas las funcionalidades son muy interesantes. En nuestro feed principal (el primer botón desde la izquierda) encontraremos todas nuestras actualizaciones, sumadas a las de nuestros contactos. El segundo botón designa a las fotos más populares de toda la comunidad de Instagram, lo que es una buena forma de descubrir nuevas fotos o inspirarse.

Por otro lado, también contamos con un feed de noticias exclusivamente para nosotros, que nos dice quiénes nos han empezado a seguir, a quiénes les han gustado nuestras fotografías. Y, además, en la solapa de “Following” nos cuenta en qué anda cada uno de nuestros contactos. En este sentido tiene una dinámica muy similar a redes sociales como Facebook y Twitter, por lo que no será difícil de comprender a primera vista.

Finalmente, el último botón designa nuestro perfil. Allí podremos ver todas las fotos que subimos, los datos concretos de cuántas personas seguimos y cuántas nos siguen, y más. También cuenta con un buscador de contactos y de fotografías para todo Instagram.

La cámara y los filtros

Por supuesto, lo que más nos interesa son los filtros. Tenemos que tener en cuenta que Instagram no hace maravillas: si la cámara de nuestro móvil deja mucho que desear, entonces es posible que las fotos se vean de mala calidad. Pasaremos entonces al encanto principal de Instagram, los filtros. Debo decir, como usuaria de Android, que es un placer ver filtros bellísimos como Earlybird o Lo-Fi, finalmente disponibles para aplicar en nuestras fotografías. Hay varios filtros que podemos usar, pero hemos hecho una selección de cinco para que vayan comenzando.

¿Qué es exactamente lo que pueden hacer estos filtros?

  • Lo-Fi: con una estética resultante similar a la de las cámaras Lomo, nos ofrece colores saturados en la gama de amarillo, con una sensación onírica y descansada.

  • Earlybird: también jugando dentro de la gama del amarillo, este filtro nos lleva a la época de esplendor de las Polaroid y su magia fotográfica instantánea.

  • Sutro: nos ofrece tonalidades más marrones, una combinación de la estética presente en las cámaras Lomo, Holga y Polaroid.

  • Walden: es uno de los filtros más populares de Instagram y tiene con qué. Tonos azulados como “lavados”, de nuevo una estética soñadora.

  • X Pro: colores vibrantes y saturados, pero que mantienen la sutileza. Este filtro está inspirado por la película Velvia, que además puede llegar a darnos tonos verdosos de vez en cuando.

  • Sierra: también dentro de la gama de los azulados lavados, Sierra nos ofrece una estética Polaroid con bordes blancos.

  • Inkwell: para los fanáticos del blanco y negro, Inkwell es la opción de Instagram para sentirnos fotógrafos de Hasselblad.

  • 1977: no hay realmente que describir demasiado a este filtro; parece una fotografía tomada por nuestros padres en el '77. Colores lavados y sutiles.

  • Kelvin: con un marco desprolijo y colores oscuros, es recomendable usarla durante tomas al aire libre.

  • Nashville: una estética de negativo en el marco acompañada de tonos azulados.

  • Valencia: sin marco pero también con estética retro setentosa, nos lleva a una fotografía analógica tomada con una película expirada.

Otros filtros que podemos encontrar son Amaro, Rise, Hudson, Toaster, Brannan, y Hefe.

Para poder aplicar estos filtros, debemos seleccionar el ícono de la cámara en el centro de la aplicación, seleccionar si queremos sacar una fotografía nueva o usar una de nuestra galería, y luego seleccionar parte de la fotografía que instagramearemos. Luego, la previsualización de la fotografía surgirá permitiéndonos elegir entre los diferentes filtros disponibles. Una vez que lo elegimos, podremos exportarlo a nuestras redes sociales y se verá en nuestro perfil.

Soporte oficial

Lo bueno de Instagram para Android es que la compañía está realmente apostando a esta aplicación, porque le permitirá llegar a una mayor cantidad de personas en poco tiempo. Mientras que el mercado de usuarios de iOS es limitado, con Android podrá acceder a una cantidad más grande de usuarios. Por eso, tiene que estar bien encima de las cosas que suceden y lograr que los usuarios se “enganchen” con Instagram.

En el Instagram Help Center podremos encontrar recursos para tomar fotografías, una sección con las preguntas más frecuentes, consejos y trucos para aprovechar Instagram al máximo, y más. Por ejemplo, nos ayudan a combinar múltiples fotos dentro de una sola, encontrar usuarios para seguir, y más.

Además, Instagram está bien presente en las redes sociales: @InstagramHelp es una cuenta a la que podemos consultar si estamos teniendo problemas con la aplicación, lo que demuestra que esta compañía está creciendo de una forma impresionante pero que sabe aprovechar los recursos que da la red para comunicarse con sus usuarios.

No pierdan la oportunidad de probar Instagram: les garantizamos que quedarán totalmente enganchados, ya está disponible para descargar en Google Play. Por el momento, aunque no cuenta con todas las funcionalidades que tiene en iOS (por ejemplo, sincronización con Flickr), funciona de maravillas y no hemos encontrado ningún error tremendo que impida que podamos usar la aplicación. Con el tiempo, irá mejorando, por eso es mejor subirse ahora mismo para disfrutar de los beneficios del recién llegado.

Galería­ de imágenes


Fotografías: Simon/ Tyson Wheatley/ Chaiwalla / Shah Kashani /