El 8 de febrero nos llevaremos una buena sorpresa: esa es la fecha de salida de la nueva cámara de Olympus, que como ya les contamos se llama Olympus OM-D, y podemos ver claramente por qué. Si bien todas las fichas están puestas en una deblace de la compañía nipona, que está atravesando un escándalo de fraude, por lo que vemos la cámara será más que interesante y nos propone una vuelta a la estética retro, algo que también pudimos apreciar en la recientemente presentada Fuji X-Pro 1.

Vamos con lo que sabemos sobre la cámara: de acuerdo con 43 Rumors, se trata de una cámara micro cuatro tercios que estéticamente estará dentro de la misma línea que las cámaras OM. Nos encontramos aquí con una nueva mirrorless, que nos hace dar un viaje al pasado con su look. Sin embargo, no se dejen engañar por la portada, que retrata una OM-1. Todavía no hay material oficial para este modelo. El nombre, de hecho, sería OM-D, donde la "OM" claramente nos indica la estética de la cámara, y la "D" nos dice que es digital. La serie OM, por su parte, acaba de cumplir 40 años.

Con este nuevo anuncio, que se estaría llevando a cabo en los próximos días, Olympus se pone frente a frente con otra compañía a la que ciertamente le está yendo mejor que a ellos: Fujifilm. Recordemos que la ex empresa de películas, que hoy también fabrica cámaras, presentó la Fujifilm X-Pro 1 durante la conferencia CES 2012, y fue todo un éxito, con nuevas funcionalidades y lo que promete ser una performance impresionante.

Pero Olympus, por su parte, está pasando por una de las crisis más grandes de su carrera, una crisis de la que ni siquiera una nueva cámara como esta la podrá sacar. Las acusaciones de Michael Woodford, ex consejero delegado de la empresa, han llevado a la Justicia nipona a allanar las oficinas de Olympus, mientras que el presidente de la entidad ha renunciado y el horizonte no se ve muy alentador.