¡No te pierdas nuestro contenido!

Lo más probable es que todos nosotros tengamos un teléfono celular con cámara digital. En muchos casos, estas cámaras dejan mucho que desear. Algunos de sus problemas más comunes son: mala calidad de las tomas, imágenes granuladas, problemas con el filtrado de luz, entre otras cosas. Con el correr del tiempo, la tecnología ha ido avanzando, y con ella también las fotografías que podemos tomar desde nuestros teléfonos celulares.

En un principio, el problema principal que tienen las cámaras de los móviles es que están insertas en un dispositivo cuyo propósito principal no es tomar fotografías. Sin embargo, gracias al genio de la tecnología, que se dio cuenta que fotos y teléfonos podían ir de la mano, hoy en día contamos con algunos teléfonos con unas cámaras que sacan mejores fotografías que algunas compactas que están en el mercado.

Me gustaría enumerar algunos equipos que tienen buena calidad en sus cámaras. Los equipos Android de Motorola, como pueden ser el Milestone o el Defy, tienen una cámara de 5MP con foco automático, flash integrado, y posibilidades de edición de imagen dentro del sistema operativo. En general, todos los Smartphones cuentan con una muy buena cámara, como por ejemplo el iPhone.

Otras marcas menos conocidas pueden ser Nokia, que no tiene una buena reputación por la calidad de las imágenes tomadas y además posee cámaras que no se mantienen bien en el tiempo, o Sony Ericsson. Las cámaras de los teléfonos Sony Ericsson siempre fueron buenas, y ahora con el lanzamiento desde hace algunos meses de los modelos de la serie Xperia, la compañía redobla la apuesta. Además de orientarse a los juegos en el caso del Xperia Play, el Xperia x8 puede ser un buen teléfono para los fotógrafos que tengan ganas de tomar una instantánea con tu móvil pero que no desean que sea de una calidad pésima.

Tambien Samsung ofrece buenas cámaras en sus teléfonos. Para aquellos que busquen tener una cámara más que decente, de nuevo recurrimos a Android y a la línea Galaxy. Dentro de los celulares y la tablet, encontraremos que estas cámaras son de alto rendimiento pueden ser ideales para el fotógrafo curioso.

Por supuesto, hay que tener en cuenta que ni siquiera estamos frente a una compacta: nos encontramos usando una cámara que es básicamente un sensor de luz, entonces tenemos que tener en cuenta algunas cosas como la iluminación (el objeto que vamos a fotografiar tiene que estar bien iluminado para garantizar una buena toma), la cercanía (los zoom de las cámaras en móviles recortan la imagen para darnos la impresión de un zoom, pero en realidad no están acercando la imagen), y mantener el lente limpio (los teléfonos pasan bastante tiempo siendo usados día a día, por eso es importante tener el lente bien mantenido).

Con el aumento del nivel de la tecnología, algunas cosas parecen ser sorprendentes. Muchas de las fotografías que vemos todos los días son tomadas con el teléfono celular, y de esas veces que las vemos son muy pocas las que nos permiten intuir que estamos frente a una toma de un móvil. Si estás pensando en cambiar tu teléfono pronto, entonces considera que tu nuevo teléfono tiene que cumplir primero con las demandas que le hagas en cuanto a sistema operativo, hardware y más. Recién después puedes preocuparte por la cerveza.

Aunque se trata de una actividad totalmente amateur y, me atrevo a decir, una práctica casi instintiva de la fotografía, gracias a Internet estamos viendo cada vez más casos de usuarios que eligen determinados teléfonos por sus cámaras. Esperemos que sea una moda que continúa, a pesar de que ya sabemos que las cámaras de los móviles nunca podrán reemplazar la calidad de una cámara DSLR o, incluso, una foto tomada con una compacta de las mejores de la época.

Foto: brianvan en Flickr