¡No te pierdas nuestro contenido!

Una de las herramientas más importantes para el trabajo de estudio es una softbox. Se trata de un dispositivo de iluminación suave y difusa. Esto permite una iluminación uniforme y suave que no genera sombras muy duras. Para la fotografía de objetos o foto retrato, la softbox es imprescindible para lograr una toma de calidad.

Pero una softbox profesional puede ser una inversión un poco cara y no siempre necesaria. Existen muchos manuales para hacer uno mismo su propio softbox.

He visto muchos modelos diferentes creados a partir de piezas de plástico o adaptados a un flash, pero recientemente, uno de los modelos más simples y profesionales que he visto ha sido creado en base a una caja de poliestireno.

Los elementos utilizados para realizar este softbox son simples y baratos:

  • Una caja de poliestireno grande, por ejemplo una de esas hieleras para conservar bebidas frescas.
  • Una montura eléctrica de lámpara
  • Un foco fluorescente compacto potente (más barato y fácil de conseguir que un foco halógeno)
  • Papel reflectante (papel aluminio por ejemplo).
  • Una tabla de madera
  • Tuercas y tornillos
  • Una tela blanca

Este método para construir la softbox tiene la ventaja del bajo costo de los elementos, y de la construcción relativamente simple. Para realizar este proyecto se pueden seguir los pasos a continuación, o el video al final del artículo:

  • La caja de poliestireno tiene que tener un agujero en la parte inferior por donde pasarán los cables eléctricos.
  • La superficie interior tiene que estar cubierta del papel reflectante sujeta con cinta adhesiva.
  • Se instala la montura eléctrica de lámpara en el interior, asegurándola a la tabla de madera que se encuentra en el exterior.
  • Se cubre la salida de luz con la tela blanca.
  • En la base de la madera se puede instalar una montura de fotografía para ajustar la softbox a un trípode.

Via: lightexpressions