¡No te pierdas nuestro contenido!

La aspiradora Roomba es un dispositivo robotico que, justamente, aspira y limpia los pisos de un cuarto de manera automática y autónoma. Fue introducida al mercado en el 2002 por la empresa iRobot y aseguran que desde entonces han vendido mas de 6 millones de unidades.

Su forma de trabajo consiste en primero trazar unos patrones de recorrido sobre el piso mientras aspira la suciedad presente. Debido a que cada habitación es distinta, estos patrones se ejecutan hasta el punto donde choca contra alguna pared o algún objeto en el suelo, tras lo cual procede a moverse en dirección opuesta, continuando con la limpieza. Esto es parte de la "inteligencia" del aparato, ya que evita quedarse atascado, y en caso de así suceda, avisa al dueño para que lo levante y pueda continuar su trabajo.

Ahora, ¿que tiene que ver esta información con un blog de fotografía? Pues resulta que en la tapa de este dispositivo se ubica una pequeña luz LED, que varia de color a color dependiendo el modelo. Esto en combinación de una cámara en exposición lenta da un hermoso trazado del patrón de movimiento del Roomba:

Todo esto comenzó en el blog Signal Theorist. Interesado por el movimiento de esta aspiradora, coloco su cámara en una exposición de 30 minutos y luego apagó la luz mientras el Roomba hacia su trabajo. El resultado fue una imagen con unos complicados e interesantes lineas de movimiento, como los fisiogramas que tanto nos gustan. Esta pequeña curiosidad evolucionó tanto que hoy ya tiene un grupo de Flickr, donde exploran los posibles resultados de esta técnica, escribiendo siglas y hasta trazando patrones abstractos.

¿Tienes un Roomba? Pues muy simple: coloca tu trípode, apaga las luces de tu cuarto, utiliza el modo Tv de tu cámara y voilà, arte artificial instantáneo.

Foto: IBRoomba