¡No te pierdas nuestro contenido!

La historia que les relataré es increíble, pero cierta. El 7 de diciembre de 1941 en la isla Oahu de Hawái, la armada Imperial Japonesa atacó con todo a las tropas norteamericanas que estaban en ese lado del océano pacífico. Dirigidos por el vicealmirante Chuichi Nagumo, los japoneses arrasaron con todo a su paso. El objetivo era neutralizar a los americanos; sacarlos de combate por un periodo largo, así Japón podría ocupar las colonias occidentales en el sudeste de Asia. Los nipones pensaban que al debilitar a Estados Unidos militarmente, podrían negociar la paz en condiciones favorables. Todo eso no pasó: Estados Unidos se metió a la guerra y el resto es historia conocida ¿Pero que tiene que ver la historia en un blog de fotografía?

Tranquilos que ya les cuento. El asunto es que en un armario se encontró una vieja cámara brownie. El modelo, diseñado y comercializado por Kodak, permitió acercar la fotografía a millones de personas. El asunto es que la vieja cámara, que perteneció a un marinero que se encontraba en el USS Quapaw ATF110 el día del ataque japonés, contenía en su interior una película que al ser revelada 68 años después, entregó increíbles fotografías.

Sin lugar a dudas un tremendo material histórico. Ahora lo que me pregunto: ¿una tarjeta SD aguantará tantos años con fotos en su interior?

Galería­ de imágenes